Sobre la nueva subida del IVA español

El IVA es un impuesto que grava todos los productos comercializados en la Unión Europea. Cada país posee su legislación, la cual admite tipos reducidos frente al general. La subida del IVA supone una opción ya recurrente de política fiscal. Implica una subida de tipos impositivos (el general hasta el 21%) y sacar productos dentro del régimen reducido.

La subida del IVA español, efectiva en septiembre del presente año y defendida con energía por los ministros Luís De Guindos y Cristóbal Montoro; sin duda que responde a una postura política. Ya provenga del FMI, de la Comisión europea o del propio gobierno de España. No hay nada que sea impepinable.

¿Resulta adecuado emprender medidas como esta encaminadas a elevar la imposición indirecta? Depende del gusto. Y esto siempre teniendo en cuenta que existan las condiciones para poder recaudar más subiendo el IVA y otros impuestos; y no al revés (ver la teoría de la curva de Laffer).

Si se prioriza el saneamiento de las cuentas públicas conforme a las reglas de la Unión Europea y los dictámenes del FMI; pues si que será una política fiscal adecuada. Si, en cambio, se prioriza la creación de empleo sobre esos objetivos, entonces no lo será. Ni la subida del IVA ni cualquier medida que pueda elevar la presión fiscal. Y a lo mejor conviene plantear que tales reglas internacionales tampoco son impepinables.

Muchos se preguntan como en posible elevar la imposición indirecta, entre la cual se haya el IVA, y esperar recaudar más en un momento tan delicado para el consumo español.

El contexto de la economía española presenta un mercado de trabajo dual, en el que el 25% de la población activa o no encuentra o tiene dificultades para encontrar trabajo. Pero una buena parte de la misma no solo conserva el suyo, sino que goza de un mantenimiento de su poder adquisitivo anterior a la crisis. Por otro lado, la inflación no azota. El IPC mantiene un bajo crecimiento, con tasas mensuales en lo que va del presente año por debajo del 2% interanual.

Los analistas del Ministerio de economía habrán estimado que el impacto sobre el consumo de una subida del IVA en España será menor, permitiendo así elevar los ingresos.

Elasticidad de la demanda

Según la teoría, aquellos mercados con una elasticidad de la demanda reducida, esto es, incrementos en el precio de un producto generan un bajón en su consumo proporcionalmente menor que esa subida; propician medidas como la tomada por el ministro Luis De Guindos. Pero el IVA es un impuesto general, que grava a todos los productos y servicios. Por tanto habría que ponderar una respuesta global del consumidor.

Las últimas noticias sobre la menor recaudación del IVA en España no generan buenos augurios. Quizá, los analistas del gabinete de Luis De Guindos, infravaloren la deriva en la elasticidad de la demanda de los innumerables mercados en donde esta sea ya muy sensible a cualquier movimiento en el precio.

Tal y como reflejan los enunciados realizados por el gobierno español, el objetivo de esta reforma en los instrumentos de la política fiscal supone “cambiar la estructura” de la imposición modificando el IRPF, las cotizaciones a la Seguridad Social y usando ciertos mecanismos de compensación en el propio IVA; para así dar mayor peso al consumo como fuente recaudadora frente al trabajo o la actividad empresarial.

Así pues, la idea no es elevar la presión fiscal sino cambiar la estructura de la misma y conseguir recaudar más por consumo, liberando a las rentas del trabajo y manteniendo la competitividad. Difícil equilibrio en tiempos de recesión: recaudar más sin que se note. La teoría también dice que la imposición indirecta es eminentemente regresiva.

Aquí es donde pasamos de la teoría a la práctica y, esperemos, que los técnicos del Ministerio de economía español no hayan errado en sus estimaciones. De lo contrario, pasaríamos de una decisión de política económica a un error de bulto. Estaremos observando.

Anuncios

Acerca de charladas

Internet constituye un espacio de intercambio y reflexión maravilloso y, espero, cada vez más y más aprovechable. Mi nombre es Carlos Andrés Rego Edreira; soy licenciado en economía, aficionado a la fotografía digital y muy interesado por el mundo de los medios de comunicación. En mis últimas experiencias laborales vengo desempeñando tareas de gestión comercial y atención al cliente. Siendo la gestión de negocios, en especial todo lo relativo al marketing, un área de interés personal y profesional.
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sobre la nueva subida del IVA español

  1. fiscalia dijo:

    Nos sangran. Aunque logren elevar lo recaudado sin perjudicar tanto el consumo, como se puede esperar que la demanda interna se reanime y crezca?

    • Carlos Rego dijo:

      El tuyo es un punto de vista bastante extendido. En el post se trata de comprender la lógica que pueda estar detrás de esta decisión del gobierno. Evidentemente se prioriza la recaudación a corto plazo frente a la activación del consumo. Desde el gobierno habrán estudiado la situación de forma que, compensando por otras vías, el consumo no se vea tan afectado. De lo contrario iríamos a un enfriamiento de la economía y una menor recaudación. De todas todas, aunque se cumpla el objetivo, es una medida regresiva respecto a la renta y casi seguro que poco consistente si no aparecen otros estímulos a mayores de los tomados.

¡Comenta tus impresiones!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s