¿Alguna idea nueva sobre el futuro de la seguridad social?

Se comenta mucho sobre la situación financiera de la Seguridad Social. El número de cotizantes cae con estrépito y el gobierno reconoce  meter mano en los fondos de reserva; los cuales hace no mucho eran un maná. ¿Es sostenible el estado del bienestar? ¿Es un debate limpio?

Parece normal que en una situación de crisis económica como la que se vive, la existencia de estabilizadores automáticos – prestaciones por desempleo y subsidios – tiren de la tesorería de la Seguridad Social. En este punto conviene recordar anteriores ejercicios con superávits. Es responsabilidad de la administración y de los diferentes gobiernos el aplicar las gestiones oportunas con el fin de templar en el largo plazo aquellos momentos de abundancia, contra situaciones de escasez como la actual.

Son numerosos los factores que inciden en los superávits/déficits de la Seguridad Social, muchos ingredientes que explican el porque de un saldo determinado para un período concreto. Algunos operan en el corto plazo, como las prestaciones por desempleo, las cuales dependen de la situación económica más inmediata. Por ejemplo, si el PIB acumula varios trimestres de notable crecimiento, mucha gente pasará a ser cotizante mediante sus nóminas, más las propias aportaciones a cargo de la empresa. Al mismo tiempo mucha gente que encuentra el deseado empleo dejará de percibir prestaciones y subsidios.

Pero hay otros factores que son determinantes en el largo plazo. Así sucede con la productividad, pues su evolución determina las bases reales de cotización para las generaciones futuras. Y este enfoque es mucho más correcto a tener en cuenta la sostenibilidad de las pensiones.

La tasa de cobertura – relación entre cotizantes y pensionistas – se deteriora por la crisis, pero también tiene un componente estructural. El envejecimiento de la población es el gran factor que para muchos justifica la no sostenibilidad del estado del bienestar para la economía española. Pero si la productividad mantuviese una dinámica creciente, el valor real de una hora de trabajo sería mayor y, por tanto, podría compensar hasta cierto punto un deterioro en dicha tasa por motivos demográficos.

Proyección de gasto social en España

En el posterior gráfico podemos observar una estimación del peso del gasto social – pensiones, educación, sanidad y desempleo entre otros – y del gasto específico en pensiones sobre el PIB entre 2010 y 2060. Para este estudio se han tenido en cuenta las últimas reformas del gobierno español.

Gráfico*. Proyecciones a largo plazo de gasto social en relación al PIB (click para agrandar).

Si que existe una tendencia a que el gasto social incremente su peso sobre la economía española, pero una tendencia que se suaviza si observamos los últimos datos de la serie, incluso parece estabilizarse.

Según el estudio, el gasto social pasará de un 23% a un 27,6% sobre el PIB entre 2010 y 2060. Por su parte, el gasto en pensiones pasará de un 10,1% a un 13,7% sobre la misma magnitud. Parecen variaciones mínimas, en un marco muy amplio de tiempo, y seguro que no suponen un obstáculo para la gestión corriente de los gobiernos de turno.

Una comparativa en gasto social con los integrantes la UE muestra como algunos de estos países ya soportan más esfuerzo social hoy en día sin que por ello se cuestione la viabilidad del estado del bienestar.

Siempre fue la productividad

Volviendo a la tasa de cobertura, esta es un es un factor más, pero no el único. Es importante centrarnos en el avance de la productividad del trabajo. Esto explica los superávits de la Seguridad Social a comienzos del siglo XXI, con una población mucho más envejecida que décadas anteriores.

En el caso de que la relación cotizantes/pensionistas se volviese insostenible, será cuando la política deba entrar a establecer prioridades y aplicar las reformas oportunas. Pero a mi juicio esas reformas no tienen porque ir en la misma dirección de siempre; la cohesión social en el presente es un garante del crecimiento económico y desarrollo futuros. Es política, ni más ni menos.

*Elaboración propia a partir de la actualización del Programa de estabilidad (2012-15) del gobierno español.
Anuncios

Acerca de charladas

Internet constituye un espacio de intercambio y reflexión maravilloso y, espero, cada vez más y más aprovechable. Mi nombre es Carlos Andrés Rego Edreira; soy licenciado en economía, aficionado a la fotografía digital y muy interesado por el mundo de los medios de comunicación. En mis últimas experiencias laborales vengo desempeñando tareas de gestión comercial y atención al cliente. Siendo la gestión de negocios, en especial todo lo relativo al marketing, un área de interés personal y profesional.
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Alguna idea nueva sobre el futuro de la seguridad social?

  1. charladas dijo:

    Reblogueó esto en El blog de la economía y los negociosy comentado:

    Ahora que Linde, gobernador actual del Banco de España, airea en medios la sostenibilidad del modelo actual de pensiones contributivas; me pregunto cuanto hay de interesado en este debate.

    Parece increíble que hayan pasado los años y tenga que rescatar un artículo escrito a raíz de la reformas realizadas precisamente para garantizar la viabilidad a largo plazo del sistema… Ahí os va.

¡Comenta tus impresiones!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s