La brillante idea del FMI sobre bajar salarios

Reza un dicho popular que “en tiempos de vacas flacas hay que apretar el cinto”. Ello podría tener buena aplicación en cuestiones de política económica si el cinto no se lo tuviesen que apretar siempre los mismos. La propuesta del FMI de bajar los salarios un 10% para mejorar la competitividad de la economía española no parece ser fruto de un análisis global; más bien aislado y con alguna idea preconcebida.

Es como si tropezásemos una y otra vez con el mismo discurso. Desde los 70´s, se han emprendido numerosas reformas para hacer la economía europea más competitiva. ¿Quien no se acuerda en España de la reconversión del naval, la introducción de los contratos basura o de la desinversión del sector empresarial público? La administración se ha readaptado y la regulación laboral es menos rígida. Si uno indaga, verá como la economía española carece de problemas de competitividad como para semejantes propuestas. Vivimos una crisis que nada tiene que ver con aquel escenario.

Productividad o bajo coste laboral

Existen dos formas de mejorar la competitividad de una economía: ser más baratos o ser más productivos. Empeñarse en lo primero, precisamente cuando en plena crisis mundial el comportamiento de las exportaciones de la economía española ha ido mostrando una cierta robustez, se antoja inadecuado; más cuando en la aldea global que hemos construido siempre vas a encontrar un país que trabaje más barato. Se deben contrastar los beneficios en términos de competitividad de una supuesta reducción salarial – vía saldo comercial y capacidad de financiación – con los efectos nocivos de una devaluación interna en plena recesión, con una tasa de paro del 26% y un nivel de inflación de apenas el 1,9% (INE).

PIB, economía española, demanda interna

Gráfico. Caída en el aporte al PIB de la demanda interna entre 2008 y 2012 (click para ver en cronicadearagon.com).

Según desglose del PIB a precios de mercado para el primer trimestre de 2013, el peso del consumo en la demanda interna sería de un 81% (cálculo sobre datos INE); mientras que su dinámica se viene manteniendo más robusta que la de la inversión, la cual se haya en mínimos. En este contexto y sin mayores anuncios de una recuperación empresarial, podemos imaginar el dramático impacto que tendría en la economía una reducción salarial del 10% para quien todavía conserve su empleo.

Sobre los salarios y el empleo

¿Y qué pasa con las empresas? ¿La reducción de costes salariales animaría la contratación laboral y la inversión? Cabe apuntar que la teoría dice que lo primero depende de la demanda prevista en función de la productividad de la empresa, lo segundo del tipo de interés y las expectativas del empresario.

Supongamos que la productividad de una empresa se encuentra en un punto en el que se generan 100 mil Euros por jornada de trabajo para satisfacer la demanda prevista. Ahora tengamos en cuenta que la reducción salarial propuesta hiciese pasar el coste laboral de 40 mil Euros a 36 mil Euros. En un turno la empresa habrá reducido su coste laboral en 32 mil Euros, pero no empleará a nadie más puesto que la productividad se mantiene constante y solo lo hará en caso de que exista más demanda y, por tanto, se necesiten más horas de trabajo.

La economía española podría ser más competitiva con una devaluación salarial, pero se incurriría en un riesgo excesivo justo cuando es la maltrecha demanda interna y el coágulo del sistema financiero los problemas que deberían ocupar a las cabezas pensantes de aquí y allá.

Alegato sobre la productividad española

Anuncios

Acerca de charladas

Internet constituye un espacio de intercambio y reflexión maravilloso y, espero, cada vez más y más aprovechable. Mi nombre es Carlos Andrés Rego Edreira; soy licenciado en economía, aficionado a la fotografía digital y muy interesado por el mundo de los medios de comunicación. En mis últimas experiencias laborales vengo desempeñando tareas de gestión comercial y atención al cliente. Siendo la gestión de negocios, en especial todo lo relativo al marketing, un área de interés personal y profesional.
Esta entrada fue publicada en ECONOMÍA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

¡Comenta tus impresiones!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s